A propósito de las últimas imposiciones geniales de los padres y madres de la patria gobiernistas en la Asamblea Nacional, para que las intervenciones de la oposición sean verificadas, contextualizadas y contrastadas,  se les aplica la ley mordaza por muy sabidos, por recordarle al pueblo los interminables atropellos a los derechos humanos, a la libertad de expresión; se me viene a la mente las expresiones de Juan Montalvo en El Cosmopolita: “La tiranía es fruto del miedo y la ignorancia. Estos son los artificios del astuto déspota que a fuerza de trampas, artimañas y fingimientos se vuelve experto en el doble discurso. La tiranía solo florece donde los pueblos son opacados y cobardes. El pueblo que vence el miedo y la ignorancia es libre”.
¿Hasta dónde pretenden llegar?. A que reine el silencio total, que triunfe la impunidad sobre la ley, que la corrupción sea el pan de cada día de los que se llenan la boca, sin una pizca de vergüenza, con el cuento de las “manos limpias”, que la honra de las personas honestas sean atropelladas en cada sabatina, con una violencia verbal desbordada, donde los peores calificativos son el goce de la multitud pagada, sin que nadie se atreva a corregir al incorregible, que hace de las suyas, creyendo que el poder es eterno y que la justicia nunca le pasará cuentas cuando se termine el circo, el despilfarro y la pachanga.
Aplaudo la valentía de la Unión Nacional de Periodistas que rechazó, una vez más, las agresiones, las amenazas, las vejaciones a la prensa privada, a los periodistas que no desmayan en su tarea de decir la verdad; mientras el que funge de súper de la mal parida ley de comunicación, saca pecho anunciando las 313 sanciones impuestas a los medios que no se dejan someter, que no quieren educarse. Dime de qué pregonas y te diré de qué careces, inefable.
La organización internacional “Reporteros sin Fronteras”, publicó la lista de presidentes que denigran a la prensa, nuestro dignísimo ocupa un lugar de privilegio, de envidia.
El periodista José Hernández, opina: “Alvarado y Ochoa un dúo  que la historia del periodismo recordará. Dos ilustres odiadores que pretendieron enseñar periodismo sin saberlo. Cuando lo que querían era exterminarlo”..
Una de las víctimas de la intolerancia del intolerante, ha sido, una y otra vez, el caricaturista BONIL de Diario El Universo, que acaba de recibir un gran reconocimiento por parte de la Sociedad Interamericana de Prensa, el Premio a la “Libertad de Prensa”, por su valentía en la defensa de la Libertad de Expresión.
Sí, Juan Montalvo, cuanta razón tuviste cuando afirmaste sabiamente que “a la política la han desprestigiado los pícaros, los demagogos y los oportunistas, quienes la han corrompido hasta dejarla en repulsiva politiquería con el propósito de alejar de ella a la gente honesta y patriota”.