Ediciones Anteriores
 
Año 14 - Octubre/2011
BIMESTRAL
N° 65
polÍtica    INICIO      Martes 18 de Junio del 2019    
  EDITORIAL

  INTERNACIONAL
EL VATICANO CONTRA LAS CUERDAS

  POLÍTICA
DIOS Y LA POLITICA
JUICIOS MILLONARIOS

  DENUNCIA
LA DOBLE MORAL

  ENTREVISTA
EN LA ACADEMIA NACIONAL DE HISTORIA
PAÚL GRANDA: SOY UN APASIONADO POR MI CIUDAD
NUEVAS OBRAS HISTORICAS

  OPINIÓN
UN LIBRO PARA REFLEXIONAR SOBRE NUESTRAS REALIDADES
EL OBSERVADOR
APOLOGÍA DEL DELITO DE LÍDERES

  CULTURA
¿DE QUIÉN SON LAS PAREDES?
UN MÚSICO TALENTOSO

  COMUNIDAD
CAMPAÑA POR LA PAZ

  EDUCACIÓN
A LOS 40 AÑOS DE GRADUACIÓN

POR: Marco Robles L.

 

 


Juicios millonarios

 

¡Irina, Irina!, camarada querida de nuestra “Revolución” verde-azulada y amarillenta, escucha con suma atención las instrucciones que te voy a dar, porque es cosa de vida o muerte para el destino de nuestra nación, de nuestra democracia y sobre todo para el futuro de nuestra desdichada “Revolución”: ¡Anula la elección!; por lo que más ames en tu vida, ¡para, para, anula la votación! Caso contrario –pensaría el insumergible-, nos vamos al abismo, el maravilloso proyecto de nuestro amado jefecito fracasará estrepitosamente. Por el amor de Dios: ¡anula, rectifica la votación!, pues la oposición no solamente nos ha pisado los talones, sino que nos ha superado en la adquisición de votos y me domina un miedo cerval solamente pensando en la posibilidad de no ser reelegido presidente de la Asamblea.

Suficiente, Irinita, con la espantosa defección del ingrato César, que nos ha causado profunda herida: él, que era tan leal, tan entregado a la causa y sobre todo tan obediente, pero igualmente tan apasionado y fogoso defensor de nuestra línea política, ayer no más se fue, para eternas memorias, al seno de la oposición. ¡Increíble, inadmisible, escalofriante lo que hizo el ingrato César! Ahora, cual wawa de pecho, yace feliz en el regazo de la partidocracia y se nutre ideológicamente del seno materno de mamá Madera de Guerrero, Socialcristianismo, SOPA y otras escalofriantes matronas partidocráticas.

No nos engañemos: ya no poseemos una sólida mayoría, Irina, como en esos felices tiempos cuando teníamos a Albertico Acosta, a Gustavo Larrea, a María Paula Romo –“gordita maravillosa”, diría nuestro querendón y apacible presidente, para distinguirla de esa otra “gordita horrorosa”-; se nos fue igualmente Betty Amores y nos estamos quedando solos, como ternero wagchu. Si definitivamente perdemos la mayoría en la Asamblea, será el terror: retornará el fantasma de Marún, de los “come cheques” y otros espectros, para asustarnos a todos nosotros… Tú sabes a qué me refiero, Irinita.

Pero que no estén tan seguros con la oposición nuestros ingratos: ¿qué futuro tienen allá, en esa macabra mescolanza ideológico-política (desde luego, en honor a la verdad, nosotros también tenemos nuestra propia mazamorra, tanto en este legislativo, como en el ejecutivo y nuestra derecha, con frecuencia, tiene bastante más peso que nuestra zurda) de “Madera de Guerrero”, “Socialcristianismo”, “Sociedad Patriótica”, “PRIAN”, “Roldosismo”, “Municipalistas”, “MPD”, “Pachakutik”, etc., etc.? Cuando menos lo piensen nuestros desagradecidos y remisos, la Lourdecitas Tibán les ha de lapidar con esos inefables términos que posee su dulcemente letal bífida.

Post Scriptum:  Lo cierto es que los honorables de Alianza País se sentían tan deprimidos y asustados, que estuvieron a punto de contratar los servicios exequiales para dar santa sepultura a su proyecto; pero como son suerteritos, finalmente lograron una mayoría, pegada con saliva, como suele decirse.

 

¡HORROR!: LENGUAS EN PELIGRO DE EXTINCIÓN.

Definitivamente, mal  andamos a nivel planetario y también a nivel nacional: hace poco la organización de las Naciones Unidas para la ciencia y la cultura, UNESCO, advertía sumamente preocupada, que en el mundo se encuentran en inminente peligro de extinción ¡2.500 lenguas!  Una pérdida que indudablemente será irreparable para la humanidad. Y lo más grave resulta que entre esas lenguas, ¡igualmente están en la lista roja la estupenda “sin hueso” de nuestro querido y respetado Mashi Correa y la de nuestra  inefable y sincerota Lourdes Tibán! ¿Por qué la desgracia se abate de semejante manera sobre nuestro pueblo? ¿Por qué esas maravillosas lenguas que son “la casa del ser”, como decía el filósofo nazi Heidegger, tienen que desaparecer para siempre, privándonos de esas celebérrimas y encantadoras expresiones, como “cojudo”, “animal”, “indio peón de Correa” (Lourdecitas), o “sicarios de tinta”, “prensa corrupta”, “gordita horrorosa”, “momias cocteleras”, etc. (Mashi Correa)? No hay derecho, señores.

Dentro de este asunto lingual, recordamos que el compañero Ulcuango, previamente alejado de su organización política, con motivo de su nombramiento de embajador del Ecuador en Bolivia, algo que consideramos un acierto del régimen, en medio de no pocos desaciertos, también recibió unos recios rebencazos de parte de Lourdecitas. La lengua de la respetada dama, según los expertos es un verdadero chicote con alma de acero. En cambio Auqui Tituaña, ¡quien estudió economía en Cuba y, admirablemente  se volvió más Kuruchupa que los mismos pelucones!, como diría el mashi, a tal grado que en declaraciones públicas reveló su afinidad política e ideológica con doña Joyce de Ginatta, con el alcalde Jaime Nebot, con los antiguos socialcristianos, con los representantes de Madera de Guerrero, etc. -¡atatay!-; sin embargo de todo esto, en ningún momento recibió los duros reproches que sí recibieron Pedro de la Cruz y Ulcuango. ¿Por qué ese diferente trato? ¿Será porque a la fogosa warmi Tibán también se le ve en la oposición, muy a gusto con doña Cinthya, con César Montúfar, con Fausto Cobo? ¿Será por todo esto que a ella, la CNN, el gigante mediático que en sus programas noticieros generalmente refleja los intereses del imperio, del capitalismo salvaje y “civilizado”, de las políticas neoliberales extremistas y de las oligarquías de todos los confines, generosamente le ha invitado más de una ocasión para que exponga sus puntos de vista (desde luego, ¡también Emilio Palacio ha sido invitado más de una vez, para que haga conocer sus cuitas a nivel internacional!), mientras al periodista Rodolfo Muñoz, quien asimismo cometió un “pecado” casi mortal, al laborar en condición de corresponsal   en el Ecuador, durante varios años para esa cadena internacional,  con motivo de los sucesos del 30 de septiembre del 2010, ¡no se le permitió que exponga la versión que él y su equipo habían registrado! (Cf. “CNN perdió un periodista y el país ganó un documental”. El Telégrafo, 19/09/2011, p. 2)?

¿Qué diría al respecto, de vivir todavía, esa legendaria luchadora Dolores Cacuango? Supongo que lo que ya manifestó alguna vez:

Nosotros somos como los granos de quinua: si estamos solos, el viento

lleva lejos, pero si estamos unidos en un costal, nada hace el viento,

bamboleará, pero no nos hará caer.

Pienso: ¡Cómo se agitará en su tumba la querida compañera Dolores Cacuango, al saber que algunos de sus retoños políticos, han crecido wistus!

 

LA COSA Y EL KULLKI.

Pero la más odiada, y con toda razón, es la usura que obtiene ganancias

del dinero mismo y no del (uso para el) cual se introdujo. Éste se hizo para

ser empleado en el intercambio, mientras que el préstamo hace crecer la

prole (en griego llamamos tokos {prole} a la usura, porque como los hijos

{tiktomena} se parecen a los padres, así el interés engendrado por el dinero

es  dinero). Luego, de todas las maneras de ganar dinero, ésta es la más anti

natural.  Aristóteles. La Política, 1258b.

-o-o-o-

El capitalismo tiene éxito porque es una teoría económica destinada a

los pecadores, de los que hay muchos en el mundo, mientras que el

socialismo fracasa porque está destinado a los santos, de los que hay

muy pocos. Samuel Mccracken. (I. Copin, C. Cohen. Introducción a la Lógica)

 

Previo a poder cotejar incluso confutar- mi representación mental de la cosa con la cosa misma, debo comprender o tener noción de dicha cosa. Eso enseña la lógica común. En otras palabras, transformarla mentalmente en representación, en mi cerebro, de tal manera que la cosa exista en mi órgano pensante únicamente como dicha representación.

De lo expuesto se deduce que yo (o usted o nosotros o ellos), merced a un proceso de intelección, cotejo inevitablemente ¡representación con representación! Por manera que no confronto la representación con la cosa, que existiendo realmente fuera de mi conciencia, todavía no está representada mentalmente, sino que confronto dos representaciones de la cosa, una y otra procesadas en la mente.

También por esta razón el creyente en una entidad supra natural, no solamente que no puede tener una representación concreta y cabal de dicha entidad en su cerebro, porque no la ha visto, no la ha sometido a la percepción y verificación de los sentidos y entonces el proceso sustituye con un acto de fe. Por similar causa le es extremadamente difícil a una persona, por talentosa que sea, tener una representación concreta de la nada en su cerebro, mucho menos comparar una “nada” con otra “nada”, aunque en determinados asuntos nos encanta hacer uso de este término como pronombre indefinido, equivalente a la negación absoluta de las cosas.

Y dando otro ejemplo de la cotidianidad de nuestra rocambolesca política, la cuestión se vuelve mucho más macanuda: primeramente partimos de una verdad de Perogrullo: pensamiento y objeto fuera del pensamiento, no son lo mismo; se encuentran muy lejos uno del otro, como la tierra de la luna o, ejemplificando con las categorías espacio-temporales de nuestra Patria, como el Palacio de Carondelet, en donde tiene su poder el Ejecutivo (el Sr. Mashi Correa), del edificio de El Universo, desde donde lanzaba sus dardos políticos, cargados de cicuta, el periodista don Emilio Palacio.

Entonces, admitiremos que pensamiento y objetos fuera del pensamiento, nunca pueden ser lo mismo.

Para un ejemplo más concreto, del mundo de la crematística o del “tocos” (del antiguo griego Tocoz - parto, nacimiento; ganancia, interés), ese proceso de hacer parir el dinero de otro dinero, como decía el célebre Estagirita: todos sabemos que una cosa son 40 millones de dólares, la divina “mullapa”, como diría el fiduciario Miguel Lluco, en la que se combina lo fáctico, lo real, lo objetivo, lo que existe independientemente al margen de nuestra conciencia –el papel moneda-, con la representación ideal, procesada por nuestro intelecto y que existe en nuestro cerebro, ¡exclusivamente como representación! –esa cifra enorme, que causa escalofríos a los demandados-; suma que es muy difícil guardarla en el bolsillo, por grande que sea éste, y otra cosa es soñar con tenerla, es decir poseerla mentalmente.

El “concepto” o “idea”, algo que no es material, es indudablemente solo un estado de la sustancia especial que colma nuestro cráneo, como decía un talentoso lógico (Cf. E. V. Iliénkov. Lógica Dialéctica. Ensayos de Historia y Teoría. Ed. Progreso, 1977), pero el objeto, en este caso los ansiados 40 millones, materialmente existen, solamente que se encuentran lejos de la cabeza de los señores de El Universo, incluido Emilio Palacio y más remotamente todavía de la testa del ilustre mandatario. ¿En dónde están? Pues en una parte del espacio, en este caso probablemente en las bodegas de algún banco y representan algo sumamente diferente al “estado interior” de ese macanudo pensamiento, de esa idea, de esa representación, de ese estado de ánimo que es la esperanza de algún día ganarse esa gran suma de dinero -¡una maravillosa tómbola!-, que por ahora solo se anida en el cerebro del Sr. demandante, como simple representación, como ilusión, y también en los cerebros de los señores demandados, que no duermen pensando en que si pierden el juicio instaurado, tendrán que desembolsar aquella suma que ahora se encuentra prefigurada en el cacumen, asimismo únicamente como idea y temor.

Lo cierto es que  para comprobar estas cosas, no se requiere de ese intelecto grandemente lúcido y penetrante de Renatus Cartesius – René Descartes (hago otra vez mía la tesis de E. V. Iliénkov), ni la lógica extraordinaria de esa cabeza universal del mundo antiguo, Aristóteles. Sí se requiere, desde luego, de alguna capacidad analítica, para comprender y aceptar que la idea de esos 40 millones y el espacio en donde se encuentran, son absolutamente diferentes y al menos para el demandante, todavía no se materializan. ¿Se materializarán algún día? Ojalá que no, a pesar de la sentencia favorable a Correa, en segunda instancia, del 20 se septiembre pasado, y la perspectiva del recurso de casación a futuro, de parte de los demandados, por cuanto la pretensión de reparar una imagen ofendida mediante suma tan exagerada, ya no responde tanto a un imperativo ético, ese camino de cogitaciones y decisiones hacia una vida buena, es decir de virtudes, como decían los griegos, cuanto a un deseo de hacer parir dinero prácticamente de la nada, lo que sería el más asombroso “tokos”.

Finalmente, cualquier resultado, dependerá del conocimiento de las leyes y de la ulterior capacidad para argumentar sobre el asunto, de parte de los juristas involucrados, así como de las estrategias, presiones e influencias que se ejerzan más allá de nuestras fronteras y desde diferentes direcciones, porque un caso tan peliagudo, indefectiblemente moviliza fuerzas exógenas, no únicamente endógenas.

 



 


ENCUESTA
¿Está de acuerdo usted que el Tranvía pase por la Calle Gran Colombia en Cuenca?
SI
NO

resultados


  Dirección: Sucre 3-90 y vargas Machuca
3er. Piso, oficina #31
Teléfono: (593-7)2841019
Fax: (593-7)2841103

Copyright © 2012 PROCORP