Ediciones Anteriores
 
Año 21 - Febrero/2020
BIMESTRAL
N° 115
entrevista    INICIO      Virenes 05 de Junio del 2020    
  EDITORIAL

  NACIONAL
EL EXAMEN DE INGRESO UNIVERSITARIO
LA CARRERA PRESIDENCIAL
LAS ELECCIONES Y EL ESPEJISMO DE LA DEMOCRACIA
INCUMPLIMIENTO DE ACTIVIDADES

  DENUNCIA
INSTALAN CAMARAS DE AUDIO Y VIDEO

  ENTREVISTA
CECILIA MENDEZ MORA

  COMUNIDAD
SIONAS

  PATRIMONIO
CENTRO HISTORICO SE DETERIORA

  ANIVERSARIO
EN TORNO AL BICENTENARIO

  REPORTAJE
BARRIO CAYAMBE

  TRADICIONES
SEÑOR DE LAS AGUAS DE GIRON
COCINA CUENCANA

  CULTURA
RUBEN DARIO
PAGINA LITERARIA
RODRIGO ELIAS ASTUDILLO ASTUDILLO
LUIS TORRES GOMEZ

  TURISMO
NUEVA DELHI

POR: Edith Patiño S.

 

 


Cecilia Méndez Mora
“La vice prefectura sin funciones propias debe eliminarse, no tiene sentido, es un cargo puramente nominativo;  la delegación de poder es como la espada de Damocles…”
            
El calendario marca al 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer, en homenaje a las luchas históricas de mujeres que  han defendido y reivindicado sus derechos.  
           
Por ello es grato presentar el perfil de una valiosa mujer con profundas convicciones ideológicas y políticas de larga data, catedrática universitaria por  30 años, especialista en género y políticas públicas, buscando siempre la excelencia, una apasionada por la Investigación y la Historia -está por concluir su postgrado PhD en la Universidad Andina- madre de tres jóvenes, un varón, dos mujeres y abuela de un niño de tres años;  tenaz, comprometida y perseverante, así es Cecilia Méndez Mora, segunda autoridad de la Prefectura. Gentilmente me recibe en la Casa de la Provincia, para iniciar un diálogo afable, espontáneo, rico en contenidos y  que da fe de su trabajo tesonero, coherente,  convencida de su misión, en la que confluye lo político, académico y familiar como una filosofía de vida.

En medio de esa tenacidad y fuerza ideológica e intelectual aflora su lado sensible, humano, solidario, a veces solitario por la violencia política que sufre como mujer;  pero se emociona airosa como madre, al compartir con su compañero de vida y sus hijos, apoyando los logros profesionales y sus fortalezas en el diseño, la música, el cine, las letras y más.

En esta fecha conmemorativa hace una revisión de las históricas luchas, abreviando al máximo el recorrido político intenso que ha tenido, como parte de los movimientos de mujeres, con una ética humanista y  con una incidencia fuerte: “Es necesario trazar un puente entre aquella época y las generaciones actuales; el patriarcalismo que cruza la vida cotidiana, con un poder que nos oprime;  el FEMINISMO es una filosofía política de vida que nos conduce  a buscar cambios…”
Inicia su carrera política, al finalizar la década de los 70 con los campesinos azuayos, en la histórica UNASAY y ECUARUNARI, con compañeras  excepcionales como Balbina Valdivieso, Inés López,  Monserrat Yanzahuano, Nancy Farfán, entre otras, con quienes aún mantiene vínculos profundos de amistad forjados en la adolescencia. Recuerda por ejemplo cuando salían a las marchas apoyando a las mujeres de El Valle, para exigir el retiro del botadero de basura de su parroquia; luego la masacre del Ingenio Aztra, con Piedad Moscoso, médica activista y revolucionaria, figura mayor del feminismo, a quien admiraba por su valentía y liderazgo, en un mundo estigmatizado por el machismo; así fue descubriendo un mundo que no le era totalmente ajeno, porque también pertenecía a las esferas populares. Fueron experiencias que marcaron su vida y quedaron en su memoria. “Recuerdo como nos abrazábamos, enlazadas codo a codo, juntando las manos con fuerza, acompañando y apoyando  la protesta social y  haciendo las líneas de la resistencia; porque los sujetos sociales tienen sus propios contextos políticos, tienen rostros, memoria e historia…”


También conoció de cerca a los “Grupos cristianos por la liberación”, por los derechos humanos y sobre todo de las mujeres; apenas adolescente, desde las aulas del colegio Asunción, cuando fue regentado por la congregación de religiosas, se educó y   evoca con nostalgia: “Fue la dedicación de las monjas Margarita Zabala, Paloma, Casilda,  Dolores… y las enseñanzas de distinguidas maestras como Piedad Vásquez, Charito Astudillo, Josefina Calle, recuerdo también a Fernando Estrella; nos dieron conocimientos como un pensamiento vital, forjadores de valores y el compromiso con la sociedad;  una enseñanza personalizada, con bibliotecas de aula; descubríamos desde nosotras mismas el saber con responsabilidad y libertad…”

Las monjas les llevaban a conocer la realidad de los indígenas, a los 16 años se ilustró sobre la Teología de la Liberación de Monseñor Leonidas Proaño; así forjó su conciencia social y política. “Soy creyente, pero marxista, orgullosa de haberme conectado con el obispo de los pobres, también con Teodoro Coello, Gustavo Vega, el padre Jesús Osorno, conocí a Manuel Montero, Lucía Fernández, Reinaldo Yunga,  Milton Cáceres…”

En la Universidad buscó una carrera que tenga esa afinidad; ingresó a Sociología,  escuela fundada por Claudio Cordero, insigne maestro y hombre de pensamiento crítico y ético, al igual que Fernando Carvajal, Gerardo Venegas. En la década de los 80 se unió al Movimiento Revolucionario de Izquierda Cristiana y a la Red de Mujeres con valiosas lideresas a más de Piedad Moscoso, con Cecile Durán, Raquel Rodas, Susana Mora, Gioconda Vanegas, Cristina Aguilar, Martha Maldonado, Silvia Cordero, entre otras. “En tiempos post modernistas, en los 90, todo se volvió frágil, light, era necesaria una interpretación social que dé calidad a nuestra forma de observar la realidad, esa sociedad compleja, diversa,  múltiple, que requería de un anclaje profundo, una consolidación del conocimiento y afincamiento de una institución enraizada en el pueblo,  aquella consigna con gran contenido político de ¡La Universidad junto al pueblo!

Ha mantenido posturas firmes como catedrática universitaria en defensa de una educación libre y democrática; que incluso le permitieron vencer desafíos machistas de autoritarismo y poder, no sólo de hombres sino de las propias mujeres que se solapan en forma anti democrática; cuando asumió valientemente la cátedra de  Epistemología, con sobra de méritos y que sorprendió a todos. Ha impartido y seguirá impartiendo sus conocimientos y enriqueciendo a muchas generaciones. “Sin ideología no podemos orientar ni tener horizontes para plasmar nuestras reivindicaciones; me he forjado en la universidad, siempre me esforcé por desarrollar las posiciones críticas, éticas de forma rigurosa…”

LOS HECHOS DE OCTUBRE

Como analista política hace un pequeño balance de los acontecimientos de octubre, fruto de lo que se vive en América Latina, que nada es ajeno, hay una conexión histórica donde juega un papel importante la mujer: “Sí, de nuestra América mestiza, de la América pluricultural y multi clasista;  de la necesidad de un cambio de este sistema, del modelo económico neoliberal que nos rige y nos agobia por más de 40 años, demostrando que toda la inhumanidad y violencia que genera el capitalismo en sus entrañas, de norte a sur, desde Colombia hasta Chile, sobre todo con los grupos más populares y vulnerables; el pulso  fuerte de las mujeres de todas las edades que acudieron a protestar y auxiliar en aquella explosión humana de octubre, ante la exigencia del cambio de ese modelo de mercado por un modelo más racional; creen que el mercado regula todo,  no es así, más bien regula a libre albedrío el hambre de los pobres…” En  nuestro país la CONAIE se perfiló como la organización más fuerte del país. Octubre fue la expresión del cansancio humano. La clase indígena con una formación académica se ha convertido en el portavoz, con un discurso de transformación, planteando la macro y micro economía, hay un posicionamiento político que sí es posible cambiar. También los jóvenes que han sido excluidos del estudio y del trabajo, han recuperado la esperanza para cumplir sus sueños de superación…” “En este mundo globalizado que ahoga, donde el pensamiento también se ha globalizado y se pierde el horizonte de nuestra realidad, ha capitalizado el conocimiento y se aleja de los grupos más populares y vulnerables, todo se explica a partir de lo social, político e ideológico, sin ideología no podríamos concretar nuestras aspiraciones y reivindicaciones…”

¡UN DEBER HISTORICO!   LA VICEPREFECTURA CON CAMPAÑA PROPIA

En los años 90, Cecilia se ligó al Socialismo con Manuel Agustín Aguirre, editaron en la Escuela de Sociología la Revista “La Pallca”; dirigió la Revista “Coyuntura”; fue ahí que invita a que escriba el Dr. Carlos Pérez G.  y  que más tarde le solicita ser su binomio en las elecciones; aceptó como un deber histórico. Inició la campaña con toda decisión, como un reto más en su vida, pese a que no contó con el apoyo familiar, ni con apoyo político ¿Tal vez porque no pensó ganar? Tal vez no tuvo miedo a perder? El resultado efectivamente le sorprendió y ya no podía darse pie atrás, era la oportunidad para dar un giro en el discurso político del momento, con su pensamiento crítico, riguroso, ético; estaba preparada para ello. “Quise recuperar y posesionar un nuevo discurso,  con una mirada sociológica; no tuve miedo a perder, pese a que no tuve el apoyo familiar porque no hubo el consenso previo; pero, sí necesitaba fuerza para visibilizar la presencia de las mujeres; no fue nada fácil, sin embargo tuve el apoyo, por ello doy públicamente mi reconocimiento a Eduardo Ruilova, distinguido compañero, y a quienes me acompañaron en mi soledad política, como Cecile Durán, Marisol Bigoni; aunque cometimos un error, al haber aceptado y firmado la candidatura sin un acuerdo para co gobernar y compartir funciones. Me precio de estar en mi cargo en forma legítima y legal; hubo suspicacia, maltrato político de quienes me invitaron a participar; impulsé mi propia campaña electoral fundamentada en 4 ejes de trabajo: a) La defensa irrestricta del agua; b) La agro ecología; c) La farmacia verde o farmacia en casa y  c) La organización libre, autónoma y soberana. 

Considera que la  paridad es muy importante, celebra las políticas de paridad; pero la vice prefectura se tiene que solucionar otorgando funciones propias, no puede ser que llegue con su propia campaña y tenga que someterse a una sola persona.

“La delegación es como la espada de Damocles, porque puede quitarse cuando el prefecto o la prefecta así lo disponga o guste; eso genera cortesanos y cortesanas del poder, un claro monólogo de poder; es necesario ampliar el marco democrático y deliberante con funciones propias; mediante una reforma  al COOTAD;  sobre todo necesitamos la voluntad política para impulsar la reforma, junto a otras vice prefecturas, porque es un cargo puramente nominativo, sin mandato, sin decisión, anti democrático y de  afincamiento del autoritarismo. Hemos cabildeado y reunido en  el Azuay, con asesoramiento de valiosos constitucionalistas; si no hay cargo con funciones propias, entonces que se elimine el cargo, no tiene sentido, hay que salvaguardar la democracia, la capacidad de decisión de quienes alcancen el cargo;  y tener el respaldo ciudadano, cobijado por los movimientos sociales, sobre todo de colectivos y organizaciones de mujeres…” “Si estamos en cargos que son efímeros, nuestra tarea es acompañar al pueblo y no al revés.

Con mi admiración, afecto y apoyo culminamos este diálogo, insistiendo categóricamente ¡No al maltrato político contra las mujeres, no hay derecho, la viceprefecta no claudicará!.


 


ENCUESTA
¿Está de acuerdo usted que el Tranvía pase por la Calle Gran Colombia en Cuenca?
SI
NO

resultados


  Dirección: Sucre 3-90 y vargas Machuca
3er. Piso, oficina #31
Teléfono: (593-7)2841019
Fax: (593-7)2841103

Copyright © 2012 PROCORP