Ediciones Anteriores
 
Año 9 - Febrero/2007
BIMESTRAL
N° 37
política    INICIO      Martes 18 de Junio del 2019    
  EDITORIAL

  POLíTICA
La vieja conspiración
Un gobernador socialista
El retorno de Alfaro vive carajo!

  PERSONAJE
Compañera Guadalupe, socialista ejemplar

  DENUNCIA
Revocatoria del mandato
Se busca alcalde

  ENTREVISTA
La educación es un acto de amor

  OPINIóN
Vinicio... cómo sensibilizar a los insensibles...?

POR: Marco Robles López

 

 


  La vieJA         
  conspiraCION

    Tan pronto como triunfó de manera evidente el nuevo mandatario, los viejos conspiradores empezaron su labor de zapa, trabajando desde las sombras, armando la confabulación de manera sigilosa, preparando zancadillas al régimen, el escenario elegido fue el Congreso Nacional, algo que no llama la atención porque todos estos años, esa ha sido la trinchera de los decrépitos partidos políticos que representan el inmovilismo, las injusticias, las inmoralidades, los privilegios para las élites, la larga noche neoliberal, la sumisión a los patrones del Norte “revuelto y brutal”, como algún lúcido político calificó al imperialismo estadounidense.

    Recordemos que todos estos años, con alguna excepción, prácticamente desde los tiempos de los “patriarcas  de la componenda” y del “insolente recadero de la oligarquía”, frases lapidarias con las que el finado presidente Jaime Roldós Aguilera identificó a esos politicastros, incluido aquel que acaba de retirarse a la vida privada después de sufrir un duro revés en las pasadas elecciones, el fortín de los conciliábulos y las estratagemas antidemocráticas, ha sido precisamente el Parlamento.

    EL “ENVIADO CELESTIAL”, EL FARISEO Y EL CÓNYUGE BOXEADOR

    En efecto, ¿quiénes manejan los sutiles hilos desestabilizadores y los tenaces ataques al gobierno?; ¿quiénes se oponen rabiosamente a la realización de la Asamblea Constituyente, que cuenta con el respaldo de poco más del 70 e aprobación de parte del pueblo ecuatoriano?; ¿quiénes maquinaron y consiguieron que se nombre Fiscal de la Nación a un individuo que ya desempeñó esas funciones en ocasión anterior, a quien se le ha señalado de haber dejado en libertad a narcotraficantes y que obtuvo calificación deficiente (¡20/60!) en un concurso para esas funciones, promovido por la Función Judicial? Pues esa mayoría de diputados entre los que se encuentran desde cómicos hasta animadores de programas de televisión cursis.

    Ahí se encuentran quienes representan al PRIAN, el partido del magnate Álvaro Noboa Pontón, que defiende sus grandes intereses empresariales (haciendas bananeras, flotas navieras, bancos, etc.) tozudamente empeñado en llegar al solio presidencial, como si para ello fuera suficiente las gruesas chequeras; el disminuido partido social cristiano, que ahora cuenta con la dirección de Jaime Nebot Saadi, tan autoritario como su antecesor, marcado por un larvado regionalismo y partidario de las autonomías a ultranza, desintegradoras de la nación, quien, sin embargo, ha manifestado con todo desparpajo: “Creo que ya no es la hora de los partidos sino de las grandes corrientes ciudadanas”. Esto que dijo el heredero del viejo líder socialcristiano, constituye doble hipocresía, porque Nebot ¡no ha tenido ningún empacho en reunirse con los jefes de esos partidos tronchistas, A. Noboa y Lucio Gutiérrez, para imprimir la dirección deseada a esa mayoría anti constituyente!, y luego, porque su función en la Alcaldía de Guayaquil, convertida en bastión para exigir que el Estado no solamente le entregue las rentas que le corresponde sino que sirva de garante y pagador de las deudas de conocidas empresas ligadas a los sectores plutocráticos de esa región, ¡igualmente es el beneficiario de esa vieja política de pactos y repartos! Eso es puro fariseísmo.

    El otro miembro de la Troika no es simplemente un tránsfuga, uno de esos camaleones que no faltan en nuestra política, sino un politiquero conscientemente entregado a la derecha, él mismo ubicado en esa tendencia, que no tuvo rubor alguno en sacrificar a su esposa ¡por algo que él mismo apoyo en su momento: la Asamblea Constituyente!, formando una mayoría fugaz con la izquierda y centro-izquierda, para luego volver a la mayoría de derecha. Este personaje no solamente se ha caracterizado por esa degradación política, sino también por el trato violento a su esposa, según han hecho conocer algunos medios de comunicación. Este “valiente boxeador” es quién ahora decide cómo se han de llevar a cabo los acuerdos a nivel del Congreso, como se han de repartir las diferentes funciones y dignidades, a fin de mantener la influencia de la “partidocracia” en otras elevadas funciones del Estado, como el Tribunal Supremo Electoral o Contraloría.

    Por estas razones de peso, ha sido un gran error que el mandatario haya dialogado e incluso haya llegado a algún acuerdo con L. Gutiérrez, conociéndose hasta la saciedad que se trata de un político veleta, privado de convicciones, que se pasa de bando con una velocidad asombrosa. A él, como suele decirse popularmente, no se le puede confiar ni un saco de alacranes, mucho menos tener tratos sobre cuestiones de política. Tampoco Correa debe agotar su discurso en confrontaciones que no conducen a ningún resultado, sino que debe apoyarse en los sectores populares para impulsar las transformaciones que urgentemente requiere el Ecuador.

    EL RELICTO CON CARCOMA

    Un apéndice de esa mayoría anti constituyente es la Unión Demócrata Cristiana-UDC, con su único diputado, Carlos Larréategui. No olvide el lector que el UDC corresponde a la antigua DP, el partido de Jamil Mahuad y de común acuerdo con algunos banqueros corruptos, es el principal responsable de la mayor calamidad económica de los últimos años, que mediante el feriado bancario y la congelación de cuentas causó la desdicha de centenares de miles de ecuatorianos. Sin embargo, unos jueces intonsos e inescrupulosos ¡acordaron el sobreseimiento provisional de Mahuad! Y después la sacrosanta Corte Suprema de Justicia no quiere que se le critique por este caso, como por esos vergonzosos judi-vídeos.

... ¿quiénes manejan los sutiles hilos desestabilizadores y los tenaces ataques al gobierno?; ¿quiénes se oponen rabiosamente a la realización de la Asamblea Constituyente, que cuenta con el respaldo de poco más del 70 e aprobación de parte del pueblo ecuatoriano?

    Pues bien: ahí están ahora haciendo mayoría esos grupos que representan el pasado, esos partidos que por nada del mundo desean cambiar las anquilosadas estructuras políticas, degradadas y anacrónicas, que mantienen postrada a la nación.          

    NO HAY OTRO CAMINO

    Si el joven mandatario no es capaz de impulsar y cristalizar la consulta popular para la realización de la Asamblea Constituyente, si se deja dominar por las maniobras del Congreso y el TSE , éste una celestenia de aquél, habrá perdido la más importante batalla con la “partidocracia” y le será muy difícil gobernar, si es que no le sucede algo peor…

    Dura es la lid, difícil, llena de trampas, de leguleyadas y escándalos, pues debe enfrentarse a adversarios avezados, que cuentan con el poder de las chequeras y la ayuda de algunos importantes medios de comunicación, que en estos tiempos le ven al coronel pegador ¡incluso como un estratega de talento!.

    La metamorfosis de esos medios es insólita. Ya ni el PRIAN, ni PSP son populistas; simplemente son la oposición, una parte del etéreo “choque de trenes”. Así, casi inocua, sin tonos ideológicos se presenta a la frenética oposición. Tampoco son partidos populistas el partido social cristiano y el PRIAN, tal como consta en el ponderado libro de Osvaldo Hurtado Larrea: “En el país no solo son populistas los partidos que suelen ser considerados como tales (PSC, PRE, PRIAN, MPD) sino también partidos y líderes de otras tendencias...”.

    Es que ahora la bendita UDC de Osvaldo Hurtado, ¡se encuentra en el más franco maridaje con el PRIAN, sociedad patriótica de L. Gutiérrez y el social cristianismo a nivel del Parlamento Nacional!, y en consecuencia, atrincherados en su seno, libran una rabiosa oposición a cualquier decisión de cambio, En semejantes condiciones la palabra del teórico del populismo ha quedado devaluada, mientras las cacatúas que reproducían y ponderaban sus tesis hacen mutis por el foro, porque ya no les conviene colgarles ese sambenito a los partidos de la derecha y la plutocracia.

    El Presidente tiene a su favor el apoyo mayoritario del pueblo, como se ha señalado. Por ello debe manejarse con inteligencia y firmeza para hacer realidad la Asamblea Constituyente y sobre todo para cumplir sus promesas de campaña electoral: terminar con el convenio de la Base de Manta que permite al ejército estadounidense utilizarla para fines que no únicamente son el combate al narcotráfico, sino también para intervenir desembozadamente en esa guerra química (el uso del glifosato y otros componentes nocivos para la salud humana y para el medio ambiente) del imperialismo, con el macabro plan de regionalizar el conflicto de Colombia. También sirve la Base a los planes estratégicos de EE UU orientados a controlar la Amazonía, a poner freno a los gobiernos progresistas de América Latina e incluso a impedir que los migrantes se trasladen a Estados Unidos. El hundimiento criminal de ocho naves ecuatorianas con emigrantes, en aguas territoriales nuestras, constituye la más elocuente demostración de que la Base de Manta no solamente sirve para combatir el narcotráfico (El “ojo electrónico” de la Base es muy útil para los macabros menesteres). Por esta razón decimos que una auténtica patria soberana es aquella que no tiene soldados extranjeros en su territorio.

    Terminar con el tutelaje humillante del Fondo Monetario Internacional, con la entrega de nuestros recursos naturales para el saqueo de parte de conocidas transnacionales, son otros objetivos que se planteó Correa; cumplir con el pago de la deuda social; hacer realidad la rebaja de sueldos a la burocracia dorada. Solamente así se evitará que los congresistas, por ejemplo se suban en ¡un mil dólares las dietas mensuales!. Advertimos que así llegarán apercibir ¡$4.800 por mes! Entonces, ¿en qué queda la austeridad de la que hablaron? ¡Hipócritas!.

    El pueblo espera que por primera vez haya la anhelada justicia social, que disminuyan los profundos niveles de pobreza, de iniquidades e injusticias que afectan a las grandes mayorías, que impere una auténtica justicia. Si algo de esto logra, Rafael Correa pasará la prueba. Si no lo consigue, simplemente será uno más de los mandatarios que ha pasado por Carondelet y la historia no conservará su nombre.



 


ENCUESTA
¿Está de acuerdo usted que el Tranvía pase por la Calle Gran Colombia en Cuenca?
SI
NO

resultados


  Dirección: Sucre 3-90 y vargas Machuca
3er. Piso, oficina #31
Teléfono: (593-7)2841019
Fax: (593-7)2841103

Copyright © 2012 PROCORP