Ediciones Anteriores
 
Año 18 - Agosto/2016
BIMESTRAL
N° 94
internacional    INICIO      Miércoles 21 de Octubre del 2020    
  EDITORIAL

  INTERNACIONAL
TREPIDACIONES EN EL MUNDO DE LA POLÍTICA
DERECHOS DE LA MADRE TIERRA

  POLÍTICA
HEGEMONIA CAPITALISTA
ACUERDO NACIONAL POR EL CAMBIO

  ENTREVISTA
CON ALEXANDRA KENNEDY TROYA

  CULTURA
CULTURA Y CREACIÓN
CUATROCIENTOS AÑOS DE LITERATURA ECUATORIANA?
PROHIBIDO EL PASO
PÁGINA LITERARIA

  TURISMO
MÉXICO... DE LO COTIDIANO A LO MULTIFACÉTICO

  COMUNIDAD
LA MAGIA DEL SOL

POR:

 

 


Derechos de la Madre Tierra
Hasta comienzos de la década de los años 60 del pasado Siglo XX, se cantaba, silbaba y tarareaba la música y las canciones de México, principalmente las rancheras. Después nació la música llamada de la “nueva ola” y México influyó notablemente en el gusto ecuatoriano por esta nueva música.
En aquel tiempo los niños y los jóvenes asistíamos al teatro a ver las películas mexicanas, en las que se destacaban los mariachis y los “machitos”.
Asimismo la literatura mexicana era muy conocida en el Ecuador, nuestros libros de lectura de la escuela y del colegio estaban llenos de poemas de los literatos mexicanos.
Los escritores ecuatorianos iban a la Ciudad de México, que era la Ciudad Luz de Latinoamérica, para editar sus obras. Y publicar allí un libro era un motivo de orgullo y triunfo intelectual.
De modo que México nos proporcionó su música, su cine, su literatura y su arte. Por todo esto y un similar pasado histórico, tenemos para México mucho afecto y gratitud.


PRIMER FORO INTERNACIONAL
En la capital de este México grande y querido, del 1 al 5 de Junio del presente año 2016, se realizó el “PRIMER FORO INTERNACIONAL POR LOS DERECHOS DE LA MADRE TIERRA”, con la asistencia de numerosos ambientalistas e intelectuales del Mundo; entre tantos, nombrando uno por cada país, se pudo identificar a María Mercedes Sánchez (ONU), Vandana Shiva (India), Saamdu Chetri (Bután), Mumta Ito (Escocia), Michele Button (Suecia), Reinhard Senhovei (Alemania), Irene Goicolea (País Vasco), Yosune Badiola (España), Leonardo Boff (Brasil), César Casas Rivera (Chile), Guillermo Bettocchi (Perú), Esperanza Martínez (Ecuador),  Ati Quigua (Colombia), Ana Vanesa Medina (Venezuela), Helen Samuels (USA), William Soto Santiago (Puerto Rico), Antonio Velasco Piña (México), Nelson Denman (USA) y muchísimos más, junto con miembros de distintas comunidades ancestrales de América.
Todos los asistentes hicimos un maravilloso encuentro de nuestras vidas, siempre dedicadas a la defensa de los Derechos de la Madre Tierra, desde diversas actividades: la academia, las ecotecnias, la ecología, el ambientalismo, la sabiduría originaria, la salud espiritual, la siembra tradicional, la alimentación consciente, el urbanismo respetuoso, la organización social, el activismo barrial, la música, la pintura y muchas más.

ORGANIZACIÓN
Sorprendía que al llegar al local del evento, luciendo su uniforme color de la Madre Tierra, dos filas de señoritas hacían un hermoso pasaje de entrada; mientras otras acompañaban a cada uno de los invitados, hasta dejarlos en el puesto correspondiente; dando al mismo tiempo, con la máxima amabilidad, las informaciones requeridas.
El FORO había sido promovido y organizado a lo largo de dos años, por dos ambientalistas renombrados, una ecuatoriana y un mexicano, Verónica Sacta y Alberto Ruz; con el apoyo de valiosos miembros de la sociedad civil, de la ciudad de México y de varios pueblos de los Estados federados.
El propósito era obtener del FORO los fundamentos éticos, filosóficos y jurídicos de los Derechos de la Madre Tierra, para elaborar una propuesta de reforma de la Ley Ambiental de la Ciudad de México; asimismo para proponer la reforma de la Constitución Federal de México, que en el 2017 cumple 100 años. Y para un proyecto normativo que será entregado a la ONU, anhelando que se convierta en Tratado Internacional vinculante, con la firma de los países del Mundo.

INAUGURACIÓN
En el auditorio Tlatelolco de la UNAM, ubicado al lado sur del Complejo Arqueológico “Plaza de las Tres Culturas”, con una asistencia multitudinaria; en un ambiente de bienvenidas, saludos, abrazos y apretones de manos; con los medios de comunicación llenando el local, en un marco de extraordinaria solemnidad, a las nueve y media de la mañana del Miércoles 1 de Junio pasado, se inauguró el “PRIMER FORO INTERNACIONAL POR LOS DERECHOS DE LA MADRE TIERRA”, desarrollando una ceremonia excepcional; incluyendo cantos, música, semillas y flores.

LEONARDO BOFF
El primero en intervenir fue Leonardo Boff, Dr. Honoris Causa, con su conferencia sobre “La Espiritualidad del Ser Humano”, que no significa religiosidad, sino un conjunto de principios y valores que lo divinizan en el amor, la amistad, la convivencia feliz con el prójimo; resultando la equidad y la justicia social, y el cuidado y respeto de nuestra Casa Común, la Madre Tierra.
Sabemos cuidar la vida del cuerpo en los gimnasios. Los sicólogos nos ayudan a cuidar la vida de la psique, para llevar una existencia con relativo equilibrio; sin neurosis, psicosis y depresiones. Pero no cuidamos la vida del espíritu, que se alimenta de la sabiduría, la justicia, la igualdad, el amor a los demás y el respeto y cuidado a nuestra Madre Tierra.
En estos dos últimos siglos, el sistema capitalista ha destruido a la Madre Tierra, como nunca en la historia de la Humanidad. El sistema capitalista es el causante de los cambios climáticos, cuya mayor expresión nociva es el calentamiento global, originando la extinción continua de numerosas especies del Planeta. Es un sistema que sólo persigue la acumulación de la riqueza para unos pocos, representados por las grandes empresas y las transnacionales.
Hace falta entonces derrotar al capitalismo, el mayor enemigo de la Madre Tierra; siendo necesario cambios urgentes:
- Del paradigma de conquista del Planeta, pasar al paradigma comunidad de la Tierra y comunidad de la Vida.
- De la sociedad de dominio de los intereses industriales, mercantilista y consumista, que depreda los recursos naturales y altera las relaciones sociales; pasar a una sociedad de sostenibilidad de la Vida en todas sus formas.
- De la Tierra considerada como medio de producción y vitrina de recursos; pasar a la Tierra como ente vivo, llamado Gaia, Pachamama o Madre Tierra.
- Del antropoceno, que convierte al ser humano en la mayor amenaza para la Tierra y la biodiversidad; pasar al ecoceno, donde la ecología sea guía y reconocimiento de que todos los seres tienen un valor en sí mismos y son portadores de derechos.
- De la era tecnozoica, que devastó gran parte de la biósfera; pasar a la era ecozoica, en la cual todos los saberes y actividades se “ecologizan” y todos cooperan en la protección de la vida.
- De la lógica de la competencia del ganar-perder y que enfrenta a las personas y las empresas, pasar a la lógica de la cooperación en beneficio mutuo, que promueve la solidaridad entre todos y la fortalece.
Todo esto constituye la Ética de la Tierra, que significa que somos iguales y hermanos que vivimos en una Casa Común, la Madre Tierra; siendo parte de ella, junto con todas las formas de Vida.
Verónica Sacta.
Ecuatoriana, nativa de Cuenca, dijo: Los seres humanos somos parte de la Madre Tierra; somos hijos e hijas. Ella es la gran Madre generadora de vida.
Estamos hermanados con las plantas, los animales, las aves, el agua, los ríos, las piedras, las montañas, el viento, las nubes, la atmósfera, el sol, las estrellas. Todo tiene energía, todo está vivo. Somos parte de un gran tejido y nos relacionamos todos entre sí.
Las semillas son gestadas en el interior de la Madre Tierra, y nos brinda frutos nutritivos y sabrosos, manteniendo constante la memoria de la vida.  
Los ciclos de la Madre Tierra, solsticios y equinoccios, determinan nuestra vida, en las siembras y en las cosechas.
Nuestra correlación espiritual, formando unidad con la Madre Tierra, constituye una familia biocéntrica; siendo la vida el centro del orden social. El biocentrismo es la base de la nueva civilización. Nosotros somos la Tierra misma, su piel es nuestra piel.
Las leyes humanas tienen que consagrar esta espiritualidad de la Madre Tierra, reconociendo que ella tiene derecho a nuestro amor, a ser cuidada y respetada por todos.
No podemos olvidar que los pueblos indígenas han sido los guardianes de la relación espiritual con la Madre Tierra; sin embargo son ellos quienes sufren los ataques de la modernidad y del mal llamado progreso.
Este FORO promueve regresar a la sabiduría ancestral, sin renunciar lo contemporáneo, sino adaptándolo a una realidad justa, equitativa, sostenible y con derechos para todos, incluida la Madre Tierra.

Al siguiente día, Jueves 2 de Junio, intervino el gran mexicano Antonio Velasco Piña, considerado el mejor intelectual de México, siendo “Regina” su libro más leído. Habló sobre la importancia de acudir a los saberes de nuestros pueblos ancestrales, que siempre han sido los guardianes de nuestra Madre Tierra. Ellos siempre han respetado la espiritualidad de nuestra Pachamama, a través del uso racional de los recursos naturales. Cada fruto que cogen, cada plantita medicinal que obtienen, lo hacen porque necesitan, pidiendo permiso a la Madre Tierra; nunca lo arranchan.
Este Foro es un histórico acontecimiento en el camino de lograr el respeto a los derechos de la Madre Tierra.
Todos los conceptos vertidos aquí servirán de fuentes para elaborar una legislación biocéntrica, desplazando a la absurda legislación antropocéntrica de todos los países de Mundo, menos del Ecuador y de Bolivia.

Después intervino Vandana Shiva, una benemérita mujer de la India, Premio Nobel Alternativo de la Paz, con el tema “La Civilización de la Selva”, destacando una nueva manera de vivir, teniendo conciencia que la selva es fuente de vida y laboratorio de sabiduría; en contraposición a la selva criminal de la civilización capitalista, representada por gobiernos, bancos y multinacionales, que destruyen a la Madre Tierra, arguyendo beneficio para las naciones.
Los gobiernos autorizan, los bancos financian y las multinacionales ejecutan los daños a la Madre Tierra.
La multinacional más dañina es Monsanto, causante del envenenamiento de la Madre Tierra con los agroquímicos. Y causante de muchas muertes con los transgénicos, alimentos modificados genéticamente.
Monsanto ha cometido delitos contra la Madre Tierra y la Humanidad, hay ecocidio y genocidio. Esta multinacional, además de semillas modificadas genéticamente, produce plaguicidas y hasta el llamado “agente naranja”, que se utilizó en la guerra de Vietnam y causa malformaciones de los fetos.
La gran agricultura industrial que promueve Monsanto, contribuye al colapso social, económico y ecológico en cada esquina del Mundo; ha destruido el 75 por ciento del suelo, agua y biodiversidad; ha causado el 50 por ciento del cambio climático.
Por tanto es necesario enjuiciar a Monsanto por estos crímenes y lo hará en la Corte Internacional de La Haya, el 16 de Octubre; Día Mundial de la Alimentación. Será el “juicio del siglo”.
Hace un llamado universal a los ambientalistas, para que también promuevan las sanciones a los autores y cómplices de la destrucción de la Madre Tierra, ocultos en la mentira del progreso y bienestar de los pueblos.
Siempre la vida de un ambientalista está en peligro, pero esto no debe atemorizar para cumplir la obligación de llevar a los tribunales de justicia a los destructores de la Madre Tierra; confiando que habrán jueces valerosos, conscientes de no continuar permitiendo más daño a la Madre Tierra, a la Humanidad y a las demás formas de Vida de nuestro Planeta.

El Viernes 3 de Junio, intervino esta sabia y joven abogada de un pueblo ancestral de Colombia, con su conferencia: “Se Vida”. Destacando el rol de la mujer durante toda la evolución de la Humanidad, no desde el feminismo mal traído, sino como el complemento en uno solo ser con el hombre.
Siempre la mujer ha sido el soporte del hombre y la cuidadora permanente de la Madre Tierra, como portadora de las semillas. La mujer y la Pachamama desempeñan un papel unificado, al ser generadoras de vida, portadoras de las semillas.
Los seres humanos somos semillas. La semilla humana está ligada a los ciclos de la Tierra. El ciclo de los nueve meses de la vida uterina, equivale al ciclo de nueve lunas. La fuerza de la Tierra ayuda al parto, al nacimiento. Nace la criatura y de inmediato la Madre Tierra le proporciona el oxígeno para que viva.
El óvulo y el espermatozoide son semillas que debemos cuidarlas, son vida; no suceptibles de la irresponsabilidad de aventuras románticas, que origina conflictos generacionales, personales, familiares y sociales; en vez de armonía, paz y felicidad.

OTRAS INTERVENCIONES:
Tras dichas intervenciones, cuyos resúmenes quedan anotados, seguían otras de enorme importancia también: “Ser Felices”, Saamdu Chetri; “Cosecha de Ideas”, Laura Kuri; “Derechos de la Madre Tierra en Ecuador”, Esperanza Martínez; “Naciones Unidas del Espíritu”, Swami Paramadvaiti; “Legislación por los Derechos de la Madre Tierra”, Miguel Ángel Cancino; “Introducción al Tribunal de los Derechos de la Madre Tierra”, Natalia Greene; “Quedémonos aquí mismo”, Armando Sacta; etc.

PANELES:
Además, todas las tardes, luego del almuerzo, se realizaron varios paneles, para tratar sobre los Derechos de la Madre Tierra, considerados necesariamente desde la Espiritualidad. Estos paneles fueron:
De los Derechos de la Madre Tierra en México: Alberto Ruz, Mateo Castillo, César Daniel González, José Garza Grimaldo, Arnold Ricalde y Salomón Bazbaz.
De los Derechos de la Madre Tierra en el Mundo: María Mercedes Sánchez (ONU), Mumta Ito (Escocia), Vanessa Hasson (Brasil), Guillermo Bettocchi (Perú), Armando Sacta (Ecuador) y William Soto Santiago (Puerto Rico).
De la Legislación por los Derechos de la Madre Tierra: Miguel Ángel Cancino, Gustavo Analís, Alejandro Encinas, Nallely Gutiérrez, Silvia García, Jorge Islas, César Daniel González, Alejandra Salazar y Martha Tagle.

MESAS DE TRABAJO:
Asimismo en las tardes se formaron ocho Mesas de Trabajo simultáneas, con numerosos participantes, para tratar los temas siguientes: Flora, Fauna, Ecohabitat, Cambio Climático, Pueblos y Derechos Humanos, Tierra y Derecho al Agua, Jóvenes Guardianes de la Tierra; Mujeres, Madre Tierra y Espiritualidad. De modo que nadie quedaba desocupado, todos los asistentes participaban, enseñaban y aprendían.

MUESTRAS DE CINE:
Todas las noches, a partir de las 18h00, en un local contiguo se proyectaron varias películas y documentales de la Madre Tierra; sobre su pasado, presente y futuro. Dejando evidencia de la catástrofe planetaria que ha comenzado para la Humanidad y todas las formas de Vida; catástrofe de la cual no están conscientes los gobiernos del Mundo, preocupados sólo en la explotación minera para beneficio de las clases dominantes, menos en el servicio y la felicidad de sus pueblos.

 


ENCUESTA
¿Está de acuerdo usted que el Tranvía pase por la Calle Gran Colombia en Cuenca?
SI
NO

resultados


  Dirección: Sucre 3-90 y vargas Machuca
3er. Piso, oficina #31
Teléfono: (593-7)2841019
Fax: (593-7)2841103

Copyright © 2012 PROCORP