Ediciones Anteriores
 
Año 23 - Octubre/2021
BIMESTRAL
N° 125
cultura    INICIO      Jueves 02 de Diciembre del 2021    
  EDITORIAL

  NACIONAL
VARIANTES NEOLIBERALES Y AUTORITARIAS EN AMÉRICA
PRAGMATISMO; EL FIN DE LAS IDEOLOGIAS
LASSOFF SHORE
BARBARIE CARCELARIA

  DENUNCIA
SALUD, JUSTICIA Y CORRUPCIÓN

  REPORTAJE
27º CONGRESO MUNDIAL DE ARQUITECTOS UIA 2021 RIO
RESERVA ECOLÓGICA COTACACHI - CAYAPAS

  OPINIÓN
JUSTICIA PARA LA NATURALEZA
DAÑOS A LA NATURALEZA

  CULTURA
CULTURA EN CUENCA Y SUS TONALIDADES: LA SOMBRA NARANJA
LA COMPETITIVIDAD EN EL CINE INDEPENDIENTE
PAGINA LITERARIA
LA MUSICA COMO HERRAMIENTA REHABILITADORA

  EDUCACIÓN
MANUEL J. CALLE PROMOCION DEL 71

POR: Armando Sacta Guamán

 

 


Página literaria
Si esta página literaria tuviese bandera, flamearía con los principios y valores de la fraternidad, equidad, justicia, libertad, democracia, cogobierno, honestidad, educación, cultura, trabajo, defensa del patrimonio natural y cultural, y los demás principios y valores para bien y felicidad colectiva.

Sin embargo, en modesta forma, esta página procura difundir el amor a la literatura, a la lectura, a la investigación, para engrandecer la cultura general. 

Maravilloso sería mirar en las bellas márgenes de los ríos de Cuenca, bajo la sombra fresca de los árboles, a los jóvenes enamorados leyendo “Romeo y Julieta”, de William Shakespeare (inglés);  “La Madre”, de Máximo Gorki (Alexéi Maximóvich Peshkov, ruso); “Corazón”, de Edmundo de Amicis (italiano); “La dama de la camelias”, de Alejandro Dumas Labay (francés); “Mujercitas”, de Louisa May Alcott (estadounidense); “Regina”, de Antonio Velasco Piña (mexicano); “María”, de Jorge Isaacs Ferrer (colombiano); “Doña Bárbara”, de Rómulo Gallegos Freire (venezolano); “La Enmancipada”, de Miguel Riofrío Pedreros (ecuatoriano);  “Cumandá”, de Juan León Mera (ecuatoriano); “María Jesús”, de Medardo Ángel Silva Rodas (ecuatoriano); “Mi Poema” y “La Leyenda de Hernán”, de Remigio Crespo Toral (ecuatoriano); “Amalia”, de José Mármol Zavaleta (argentino); “Tabaré”, de Juan Zorrilla de San Martín (uruguayo); para que tengan un panorama de las circunstancias de la vida, sintiendo el privilegio de ser dueños de cuatro ríos de márgenes hermosas, que deben permanecer intactas, sin alteración de su belleza natural.

Y en nuestro anhelo de colaborar a la ilustración de nuestros lectores, traemos el recuerdo de dos sacerdotes intelectuales, que dejaron obras y mensajes benéficos para la vida.
Juan de Velasco y Pérez Petroche, riobambeño, autor de “Sonetos”, “Historia del Reino de Quito”, “Carta Geográfica del Reino de Quito” y otras obras de suma importancia.

José María Vargas Arévalo, azuayo, Premio Nacional Eugenio Espejo 1984, autor de “Historia de la Cultura Ecuatoriana”, “La Cultura de Quito Colonial” y otras obras valiosas.

Y para concluir, en memoria a un sacerdote español, con espíritu ecuatoriano, que desde 1968 hasta su muerte en el 2014, se radicó en Guayaquil y descansa para siempre en el “Parque de la Paz” de esta misma ciudad; después de un apostolado lleno de trabajo comunitario, autor de varios libros, columnista de EL UNIVERSO, para reflexión sobre la vida, su poema siguiente:

ROMANCE DEL CURA
CANSADO
 
Con las alforjas repletas
de pecados perdonados
a su casa regresaba
un pobre cura cansado.

El alma le parecía
más que un motor un peñasco
que arrastraba con su cuerpo
ya casi roto en pedazos.

Andaba con cinco horas
pasadas sin entreactos
sentado en el duro asiento
de un feo confesonario.

Dándole muerte a la muerte
y haciendo con Dios milagros
la carga de tanta vida
le forzaba andar despacio.

Cientos de faltas oídas
miles de consejos dados
toneladas de perdones
cataratas de amor santo.

Tristezas y desalientos
esperanzas y entusiasmos
serenidad en la guerra
alegría en los fracasos.

Pechos casi sin latidos
de nuevo vigorizados
y trapos sucios de barro
más que nunca blanqueados.

Regresaba satisfecho
el pobre cura cansado
y tuvo un mal pensamiento
que rechazó de inmediato:
“¡Ah, si yo fuera siquiatra
y cobrara mi trabajo!
¡Con solo cobrar un poco
ya sería millonario!”.

Después para divertirse
se imaginó haciendo el gasto
de los millones de sucres
depositados en blancos.

“Los gastaría en remedios
en guardias y abogados
en somníferos y joyas
en dentistas y gimnasios
en viajes y baño sauna
en comilonas y tragos
en digestivos y sastres
y en caprichos supercaros.

Tendría tanto de todo
-se dijo el cura cansado-
que tendría mil problemas
y tendría que arreglarlos.

En cambio como no cobro
ni un miserable centavo
me fastidio pero vivo
nada problematizado.

Cuanto más de mí me olvido
más alegremente canto,
cuanto más reparto Gracia
más me voy santificando”.

Con esto llegó a la puerta
de su hogar tan cansado
y se olvidó en un instante
de su terrible cansancio.

Otra vez regó sonrisas
otra vez secó más llanto
y otra vez hasta dormirse
se siguió sacrificando.

Al llegar el nuevo día
dejó la cama de un salto
y al mirarse en el espejo
no se encontró avejentado.

Por dentro dijo: “Dios mío
¡qué generoso es Tu pago!
¡qué pena que tantos hombres
vivan tan equivocados!
Si pensaran en los otros
y fueran menos tacaños
olvidados de sí mismos
se harían viejos cantando”.



 


ENCUESTA
¿Está de acuerdo usted que el Tranvía pase por la Calle Gran Colombia en Cuenca?
SI
NO

resultados


  Dirección: Sucre 3-90 y vargas Machuca
3er. Piso, oficina #31
Teléfono: (593-7)2841019
Fax: (593-7)2841103

Copyright © 2012 PROCORP